Conbici

El Reglamento General de Circulación sigue en el aire

En la reunión de la DGT, el pasado día 14, no se presentó el borrador definitivo, y siguen sin especificarse algunos de los aspectos más importantes, como el de poder circular por el centro del carril o la obligatoriedad del casco en vías urbanas.

Según hemos sabido por ConBici, en la reunión de la DGT, en la que se presentaría el texto definitivo del borrador para los cambios en el Reglamento General de Circulación (RGC), no sólo no se facilitó el texto impreso (dado que faltaban algunos puntos por decidir) sino que hay algunas cuestiones importantes que quedan abiertas.

ConBici ha expresado su malestar debido a que esta reunión se convocó justamente para revisar el borrador definitivo. De hecho, el pasado Julio ya se reunieron, accediendo a un documento parcial que no especificaba demasiado los cambios y que, a pesar de algunos detalles que han podido conocer ahora, no difiere mucho del presente: “En aquella ocasión se nos ofreció un documento parcial donde faltaban bastantes contenidos, por lo que tampoco pudimos valorarlo en su globalidad al desconocer cómo quedaría el borrador completo. Tras esta última reunión, aunque hemos conocido más detalles, nos encontramos en una situación similar”, leemos en su página.

En la reunión se habló, sobre todo, de los cambios del Reglamento y los datos de siniestralidad. Las novedades, según afirma ConBici, “no lo son tanto”:  aunque algunos detalles son nuevos, se recoge mucho de lo que ya sabíamos (expuesto en el anterior borrador). Grosso modo, el Reglamento afirma que intentará “fomentar el uso de la bicicleta, permitir la convivencia Bicicleta-Peatón-Vehículo motorizado y posicionar al peatón como el elemento más débil”.

“La redacción presentada supone mantener arrinconado al ciclista”

En vías interurbanas “no se permitirá el tránsito en bicicleta por autovía a menores de 18 años y, en condiciones de baja visibilidad, habrá que llevar una prenda o elemento reflectante”. Se ha ignorado la obligatoriedad del casco. Sobre las  vías urbanas se dice que “En vías en las que se haya de circular a menos de 50 km/h y un sólo carril por sentido, el ciclista deberá ir por la derecha de dicho carril”. Esto ha suscitado un gran debate, la mayoría apostó por que la bici pudiese ir por aquella parte del carril que mejor conviniese a su destino. “La redacción presentada supone mantener arrinconado al ciclista, que seguirá expuesto a más accidentes por la apertura de puertas de coches aparcados, a más accidentes porque los vehículos que los rebasen tengan patente de corso para no mantener una distancia mínima lateral de seguridad al adelantar, etc”, afirman desde ConBici.

Más consideraciones: en vías en las que se haya de circular a menos de 50 km/h y 2 o más carriles por sentido, se circulará por el carril derecho, salvo por razones de seguridad; en las calles de un sólo carril por sentido en zona urbana la limitación de todos los vehículos será a 30 km/h; la circulación en las aceras o zonas peatonales dependerán de las ordenanzas municipales. (Pero: no se podrá circular en bicicleta por aceras de menos de tres metros o una alta densidad peatonal ni a menos de un metro de las fachadas, excepto los menores de 14 años, que si podrán usar las aceras, así como el adulto que los acompañe).

“Los españoles somos tan civilizados como en otros países donde sí se oyen las peticiones de los ciclistas”

En las aceras bici, se circulará a velocidad moderada y los peatones no tendrán preferencia a la hora de cruzarlas, excepto cuando esté regulado por paso peatonal al respecto. Al fin, se modificará la señal R-407 para que deje de ser obligatoria la circulación por las vías ciclistas, un reclamo constante que ha sido escuchado.

En referencia con el transporte de mercancias y de personas, se permite el uso de remolques de bici (tanto de personas como de cosas) y se acepta el uso de los dispositivos extensibles en las bicicletas. El alumbrado no varía: es necesario el alumbrado y elementos reflectantes obligatorios (para la bici) en situaciones de baja visibilidad en zona urbana. Finalmente, y en relación con poder rebasar los semáforos en rojo en determinadas circunstancias, admitieron que “les da miedo implantarlo, por no haber suficiente cultura de la bicicleta”. En este punto no podemos estar más de acuerdo con la réplica de ConBici cuando afirma: “Consideramos que los españoles somos tan civilizados como en otros países donde sí que se están regulando estas peticiones de los ciclistas”

Para terminar, y al tratar la evolución de la accidentalidad de los ciclistas, la DGT asoció la accidentalidad con el mayor uso de la siniestralidad (no llegaron a mostrar los datos de los último años). Razón suficiente para que ConBici criticara esta afirmación, y más cuando contestaron a la pregunta de cómo podían saberlo (ante la ausencia de estadísticas del uso de la bici) que “se nota que hay más ciclistas”. Según los datos que maneja la DGT la siniestralidad es mayor en las vías interurbanas que en las urbanas, información que confirma para ConBici que el uso del casco no las zonas urbanas no debe de ser obligatorio (en la interubanas sí lo es).