Bicicletas

El Recomendador de Bicis: Iuren Aldecoa (Kids on Wheels)

Iuren Aldecoa, de la tienda barcelonesa de bicicletas infantiles Kids on Wheels, respondió a las preguntas de los lectores en nuestra sección El Recomendador de Bicis.

Hay personas que ya forman parte de la familia Ciclosfera. Iuren Aldecoa, de la tienda Kids on Wheels (Plaça de la Vila de Gràcia, 18) es una de ellas. Una amiga que, además, pasa por ser una de las profesionales que más saben de bicicletas infantiles y todo lo que tenga que ver con iniciar en el mundo del ciclismo a los más pequeños. Por eso no podía faltar en nuestra sección El Recomendador de Bicis, en la que cada semana un experto contesta a las preguntas de nuestros lectores.

Busco bici para un niño de tres años con problemas de movilidad. Mide 98 cm. ¿Woom? ¿Alguna 3 en 1? (Raolbaletco)

La Woom es una bici de pedales que funciona muy bien porque es muy ligera: es entera de aluminio y es una maravilla. La mayoría de las bicicletas infantiles son de acero. Eso quiere decir que una bici de, por ejemplo, 16 pulgadas, igual te pesa 10 kilos. El resultado es que a lo mejor tienes un niño de 14 kilos sobre una bici de 10, lo que es una burrada. La Woom esté en 5 kilos y pico, lo que es una diferencia importante.

En cuanto a una bici para tres años, a veces tenemos la idea de que hay que comprar una bici de pedales, pero conviene recordar que una bici sin pedales también está muy bien. Sobre todo si tienes algún tipo de problema de movilidad. Porque les da la posibilidad de ser autónomos, de aprender a su ritmo, etc. Además, la bici es todavía más ligera que las de pedales, incluso aunque sea una Woom. Marcas como Frog, Ridgeback o la propia Woom tienen una gama muy amplia para niños, y cuentan con bicis de equilibrio con ruedas de 14 pulgadas. Quizá para un niño de 98 centímetros que tiene un poco de dificultad de movilidad es una buena opción.

Luego está la opción de las evolutivas, pero al ponerle los pedales ocurre que la caja del pedalier no suele ser de mucha calidad, por lo que es un poco rollo. Y el crecimiento real de la bici no lo es tanto.  Es verdad que hay alguna que está bastante bien, pero si no tienes prisa por ir a pedales, puedes optar por una de equilibrio de 14. * *

Estamos hablando de bicis con componentes de calidad, por lo que son algo más caras que la media. La de 14 pulgadas ronda los 200 euros. Cuando pasas a pedales, en 14 o 16 pulgadas están alrededor de los 300 euros. Pero es importante tener en cuenta que son bicicletas que se venden muy bien de segunda mano. El segundo usuario, que puede ser tu otro hijo, un primo, el vecino o cualquier comprador va a tener una bici que normalmente está perfecta. La calidad hace que varíe mucho la calidad del freno, por ejemplo, pero también la durabilidad. Si la usas casi a diario, una bici que dura dos años merece la pena.

“La sillita es fantástica en ciudad. Pero si vas a hacer muchos kilómetros, un remolque te da más opciones”

Quiero viajar este verano con mi hija en bicicleta. Tiene 4 años, haremos un viaje de una semana. ¿Qué me recomiendas, una silla en la parte de atrás de mi bici o un carro? (Verónica)

En mi opinión, la sillita es fantástica en ciudad. Yo la he usado mucho con mis dos hijos. Pero si te vas a hacer una semana entera, y vas a hacer muchos kilómetros, creo que el remolque te da más opciones. En primer lugar, a que estén más cómodos e incluso que se duerman. Además puedes llevar incluso la bici de la niña, de manera que un rato pedalee, otro se suba al remolque… También puedes llevar el saco de dormir, por ejemplo. Creo que para esa edad es una gran idea. Yo no he tenido uno, pero los he alquilado más de una vez y me han parecido comodísimos.

Iuren, en plena accion.
Iuren, en plena accion.

¿Qué bici plegable me recomiendas para usar cada día y llevar al instituto? (Ena_inter)

He buscado por todas partes bicis infantiles plegables y no las he encontrado. En ciudad una plegable es algo muy cómodo y útil, pero de niños no las hacen y no sé por qué. No sé si es un tema de costes, pero es así. Lo que sí he visto es a algunos niños a partir de 13 años que llevan una plegable con el sillín bajo, aunque les quede un poco grande. Mi hija con 9 a veces coge mi plegable, pero la geometría no le va nada bien.

Me encantaría saber en qué fijarme para una primera bici de pedales. Y tener un par de recomendaciones si es posible (Zepeqnhoinstagram)

Lo que decimos siempre lo primero, que parece una tontería pero no lo es, es que si han utilizado bicis sin pedales, que no les pongan ruedines. Porque en realidad los niños ya tienen equilibrio, ya saben llevar la dirección de la bici… ya tienen todo ese conocimiento. Por ello, pedalear no es tan difícil: es más difícil todo lo que ya saben. Lo que necesitan, y eso sí que es importante, es poder frenar y poder poner el pie en el suelo y no caerse. Aparte del tamaño del niño o la niña hay que tener en cuenta la distancia de ingle a suelo en relación a la distancia mínima del sillín al suelo. Lo ideal es que lleguen con la punta del pie, que puedan apoyar todos los dedos del pie en el suelo pero que se le suba un poco el talón. Eso sería lo ideal para aprender. Si llega al suelo con el pie completamente plano te sube demasiado la rodilla al pedalear y te cuesta un poco más. Así que le diría que es importante tener en cuenta el tamaño correcto, el no querer ir a uno más grande para que dure un año más. Y luego, intentar tener en cuenta el peso: muchas veces la bici es casi el 70% del peso del niño, como comentábamos antes. Por último, que mire bien los frenos: muchas bicis infantiles tienen una maneta de freno que es casi como la de una bici de adulto. Y eso no funciona para los niños: tienen que ser manetas más pequeñas y que estén más cerca del puño.

Iuren Aldecoa, de Kids on Wheels.
Iuren Aldecoa, de Kids on Wheels.

Dicen que las bicis de equilibrio son mejores que las de ruedines. ¿Por qué? Yo aprendí con ruedines y no me ha ido tan mal! (Julen32)

La bici de equilibrio existía antes, pero dejaron de hacerse porque se cambió a las de pedales, que son muy guays y muy divertidas en todas sus variantes. Pero entonces eran bicis de equilibrio grandes, para personas adultas. Creo que fueron los alemanes quienes hace unos 15 años empezaron a hacer bicicletas sin pedales para niños. Yo creo que lo bueno que tienen es que les da la posibilidad de aprender ellos solos. Es aprender experimentando. Si tú aprendes con ruedines te subes en una bici que pesa, que tienen mucho más rozamiento, en la que tienes que hacer fuerza… No te vas a caer, pero es menos divertido. Es muy difícil ir rápido en una bici con ruedines, porque es un armatoste y es difícil que sea ágil. Por el contrario, en una sin pedales puedes, primero, empezar mucho antes. Las hay incluso para niños de uno o dos años. Con esa edad es muy difícil que puedan mover una bici con pedales y ruedines, pero sí pueden aprender de forma autónoma a montar en bici casi sin darse cuenta. Y a disfrutarlo poco a poco, lo que resulta mucho más divertido. Si un niño de 2 o 3 años puede coger una bici y darse cuenta de que puede hacerlo solo y sin ayuda de nadie, es mucho mejor. Es un tema de autoestima y confianza en uno mismo. Y también es estupendo a nivel psicomotriz. Por eso cuando pasan a los pedales no dudan de que pueden hacerlo.