Cultura ciclista

La oficina perfecta para el ciclista

La marca de componentes SRAM encargó al estudio Perkins & Will una oficina en la que todo estuviera pensado para el trabajador… ciclista.

SRAM se dedica a la fabricación de componentes para bicicletas. Pero no es una empresa cualquiera, sino uno de los principales fabricantes a nivel mundial, con un catálogo que incluye marcas como Rock Shox, Truvativ, Zipp o Quarq.

Su sede central debía estar a la altura y, en 2016 y coincidiendo con su 25 aniversario, la empresa inauguró su nuevo cuartel general en Chicago (EE UU). Una oficina de casi 7.000 metros cuadrados para cuyo diseño contó con la colaboración de Perkins+Will, un prestigioso estudio de arquitectura con delegaciones en otras 20 ciudades estadounidenses y lugares como Shanghai, Sao Paulo, Londres o Dubai.

El cuartel general de SRAM en Chicago (Foto: SRAM).
El cuartel general de SRAM en Chicago (Foto: SRAM).

El reto era mayúsculo: crear un espacio que, además de satisfacer las necesidades de la compañía, sirviese como ejemplo en materia de movilidad ciclista. Por ello, el estudio Perkins+Will tuvo que ponerse manos a la obra para concebir una oficina que, además de agradable, luminosa y práctica, incluyera todas las facilidades imaginables para que 100 trabajadores pudieran usar sus bicis com medio de transporte.

El paraíso ciclista

“Se trata de un espacio completamente pensado para los ciclistas”, explica a Ciclosfera Joe Connell, del estudio Perkins+Will. Además de contar con un circuito de test de 200 metros, la oficina tiene un aparcamiento para bicicletas, un laboratorio de desarrollo de nuevos productos, una tienda-taller y vestuarios para los empleados. “El resultado es dinámico y funcional”, asegura Connell. “Pero, sobre todo, supone un espacio perfecto para que los empleados de SRAM hagan lo que mejor saben hacer: innovar, y así crear los mejores productos”.

“La oficina es un gran espacio abierto, e incluye un carril bici que conecta los diferentes departamentos”

Un entorno en el que todo está pensado hasta el más mínimo detalle. “La oficina es un gran espacio abierto, e incluye un carril bici que conecta los diferentes departamentos”, cuentan desde Perkins+Will. “A lo largo del recorrido hay varios lugares de reunión, algunos abiertos y otros cerrados. En el camino puedes encontrar puestos de trabajo individuales, equipados con un escritorio y un soporte opcional para aparcar la bicicleta junto a la mesa”.

El cuartel general de SRAM en Chicago (Foto: SRAM).
El cuartel general de SRAM en Chicago (Foto: SRAM).

También hay lugar para el ocio: “La oficina cuenta con una cafetería y una terraza al aire libre”, detalla Connell, “que suele funcionar como espacio para reuniones informales y puede alojar grandes eventos”. En opinión de los arquitectos, priorizar la accesibilidad, el bienestar y la socialización de los empleados es clave para el buen funcionamiento de la empresa. ¡Estamos de acuerdo!

*Este reportaje forma parte de la edición impresa de Ciclosfera #22. Lee el número completo aquí. *